top of page
  • Foto del escritorArmando Martinez

Microfinanciera: nuevos créditos caerían hasta la mitad por dificultades para evaluar mypes


Nota de Volverenu.- Esta noticia y la imagen adjunta son un extracto de una nota periodística publicada en el diario Gestión el día de hoy, 05.06.2020. Para ver la noticia completa acceda al link indicado arriba.


Al final del extracto Volverenu incorpora un breve comentario a la noticia.


"Las entidades microfinancieras han visto reducirse drásticamente sus colocaciones desde el inicio de la cuarentena, debido a la imposibilidad de realizar evaluaciones de campo a las micro y pequeñas empresas (mypes), para aprobar nuevos créditos", indicó el presidente de la Asociación de Instituciones de Microfinanzas del Perú (ASOMIF), Jorge Delgado.


Eso se debe, explicó, a que la gran mayoría de los microempresarios son informales. Agregó que las pocas evaluaciones realizadas han sido de manera virtual, lo cual constituye un problema, pues las entidades microfinancieras necesitan "ver, compartir, hablar con el cliente, mirar si tiene mercadería o no" porque, a diferencia de la mediana o gran empresa, las mypes "no cuentan con un contador o estados finacieros realizados".


Reprogramación de deudas


En otro punto de la entrevista, Jorge Delgado mencionó que las financieras y cajas municipales han reprogramado, respectivamente, el 70% y 67% de los créditos de sus clientes, superando el promedio del 50% del sistema financiero en general. Ello se debe, mencionó "a las afectaciones sufridas por las mypes".


Sólo luego que culmine la emergencia las microfinancieras sabremos qué mypes han perdido su capital de trabajo "y no podrán asumir sus obligaciones".


Comentario de Volverenu:


La actividad del sistema financiero en general, incluidas las microfinancieras, fue considerada "actividad esencial" desde el inicio de la emergencia del COVID-19. Eso quiere decir que pueden disponer de trabajadores que realicen trabajo presencial o remoto.


Por ello la noticia no es completamente clara al no identificar si la falta de verificación in situ es por dificultades de las microfinancieras o si lo es por dificultades de los clientes. Recordemos también que varios sectores de micronegocios también han sido habilitados para trabajar, por lo que -en principio- no debería haber inconvenientes para "ver, compartir, hablar con el cliente, mirar si tiene mercadería o no"; así -a estas alturas- no habría razón para realizar sólo verificaciones de manera virtual.


De otro lado, el mayor porcentaje de reprogramación de créditos solicitados a las microfinancieras respecto del promedio general, da cuenta del impacto más elevado del COVID-19 en las pequeñas economías y -como dos caras de una misma moneda- este elevado impacto en las microeconomías generalmente informales también implica un mayor riesgo de falta de pago que afecta a las microfinancieras... y de eso viven, de recibir la devolución del capital y del pago de los intereses del dinero que prestan. Este aspecto viene enlazado con los varios proyectos elaborados por distintos grupos de congresistas que buscan suspender la cobranza o congelar los intereses. No sé si los congresistas que han hecho estas propuestas al menos han tenido entrevistas con los representantes de las microfinancieras.


Finalmente, siendo las microfinancieras quienes tienen la mayor experiencia en el otorgamiento de créditos a mypes, REACTIVA PERU debería buscar tener más presencia de sus líneas de crédito colocadas en los pequeños emprendimientos a través de las microfinancieras. Así, parece ser válida la crítica de que las líneas de crédito de REACTIVA PERÚ, al ser otorgadas a las empresas del sistema financiero mediante subasta, han sido generalmente tomadas por los grandes bancos -menos colocados y experimentados en sectores mype e informales- en desmedro de la mayoría de las micronancieras.


10 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

ECONOMÍA

Comments


bottom of page