top of page
  • Foto del escritorArmando Martinez

Renuncia premier Aníbal Torres

Crisis total del gabinete. Ministros deben poner sus cargos a disposición.


Poco menos de 6 meses después de su nombramiento como Presidente del Consejo de Ministros, el abogado Aníbal Torres renunció al cargo (08.02.2022 - 03.08.2022).


Su paso por el premierato ha sido cuestionado, actuando en varias ocasiones más como defensor ante la opinión pública del presidente Pedro Castillo, destacando en esa labor oficiosa por sobre su función de premier, que la catalogaría de intrascendente. Por otro lado, creo que no podemos cuestionarle actuar en línea con su tendencia política de izquierda, entre ellas, firmando normas que no son adecuadas para el país, pero los platos rotos -como siempre ocurre con las decisiones de los políticos- los pagará la población.


En mi opinión el señor Aníbal Torres deja una gran tarea inconclusa, sólo por referir una, y es el conflicto social por el desarrollo minero Las Bambas, en donde el diálogo entre las localidades y la minera MMG es persistentemente pendular entre las ocasiones en que se rompe y se reinicia.


Esto es, considero, un efecto (o defecto) de la posición del Poder Ejecutivo frente al desarrollo minero, insistiendo que está a favor de la minería responsable, pero con mano blanda hacia la minería artesanal -eufemismo de "ilegal"- que tiene un gran impacto depredatorio y contaminante. Por su parte, las inversiones mineras formales y fiscalizadas decaen entre mensajes de una Asamblea Constituyente y la nacionalización de estas inversiones:


“Creemos que es importante dentro de las cosas que vamos a revisar, agotando todo tipo de diálogo primero. Si no están de acuerdo [empresas mineras], el pueblo quien tiene que asumirla en el marco de la Asamblea Constituyente. Estos recursos que se están llevando que están saliendo, se han ido de la Nación, las tendremos que nacionalizar si el pueblo lo requiere”, expresó en diálogo con radio Exitosa.


Pero "intrascendente" en el Perú actual es sinónimo de oportunidades perdidas. "Gracias" a esa falta de conducción y liderazgo el Perú ha perdido oportunidades: la compra a tiempo de urea por ejemplo; lo sentirán primero los campesinos, luego el resto del país dentro de un marco mundial de crisis alimentaria.


La sensación general es que el Perú retrocede:


"... existe un sentimiento generalizado de un gobierno que ha perdido el rumbo. De acuerdo con una encuesta realizada por IPSOS, este mes (junio 2022), el 67% de peruanos considera que el Perú está retrocediendo, la medición más alta desde 1991. Esto es consecuencia de un Ejecutivo y un Congreso que no proponen medidas que impulsen el crecimiento económico".

[José Carlos Saavedra, socio y economista principal de Apoyo Consultoría - En el diario El Comercio: 27.06.2022 - https://elcomercio.pe/economia/peru/la-confianza-del-consumidor-en-lima-cae-a-su-nivel-mas-bajo-en-18-anos-indicca-inflacion-empleo-noticia].


Crisis total del gabinete


Dice la Constitución:


"Crisis total del gabinete

Artículo 133.- El Presidente del Consejo de Ministros puede plantear ante el Congreso una cuestión de confianza a nombre del Consejo. Si la confianza le es rehusada, o si es censurado, o si renuncia o es removido por el Presidente de la República, se produce la crisis total del gabinete".


Este no es un espacio de análisis legal, sólo resaltaré que la Constitución indica que la consecuencia de la renuncia del Presidente del Consejo de Ministros es la crisis total del gabinete, o sea, no de algunos ministros, sino de la totalidad de ellos, quienes, por ende, están obligados a poner sus cargos a disposición. Ciertamente, el presidente Pedro Castillo no está obligado a aceptar la renuncia de todos ellos, pudiendo mantener a unos en el cargo o rotarlos.


La siguiente nota periodística del año 2019, en el que hubo un evento similar durante el gobierno del expresidente Martín Vizcarra, explica bien la situación (ver aquí).


Dentro de esta "crisis total" se presenta la oportunidad al presidente Castillo de nombrar ministros idóneos, tanto desde la capacidad (perfil adecuado) como de la idoneidad moral (no denunciados o investigados). Son pocas las esperanzas, al menos las mías. Así, es probable que continuemos esta línea de nombrar allegados al partido o a familiares de estos allegados (ver aquí).



4 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page