top of page
  • Foto del escritorArmando Martinez

ME PREOCUPA: RONDAS URBANAS.

Iré al grano: El presidente Pedro Castillo en su mensaje a la nación de asunción del mando prometió, como una de sus medidas de seguridad ciudadana, crear las "rondas urbanas" y dotarlas de logística, dentro de un marco legal que emitiría el Congreso.


  • Me preocupa. ¿Por qué? Por varias razones. La primera, porque me hace temer la creación de una fuerza paramilitar afín al gobierno. ¿Eso no puede ocurrir? Bueno, ocurre en Venezuela. Con mayor razón digo esto porque, en declaraciones de prensa, hemos visto que los ronderos incluso han solicitado armas (las que ni el Serenazgo tiene) e instrucción militar o policial.


  • Me preocupa porque no hay justificación técnica para crear "rondas urbanas". ¿El gobierno quiere mejorar la seguridad ciudadana? Que mejore a la Policía Nacional de Perú (PNP), que le brinde mejor instrucción, mejor logística, que haga más atractivo -y exigente- su ingreso.


Además, en el ámbito distrital los municipios cuentan con el Serenazgo. ¿Quiere contar el Estado con una fuerza civil que "coordine" con la PNP medidas de seguridad ciudadana? Entonces que mejore al Serenazgo y relación que ya tiene con la PNP.


Crear una tercera fuerza urbana de seguridad ciudadana -ya está la PNP y el Serenazgo- implica decirle, en especial a la primera, "no confío en ti", "no voy a mejorarte o invertir en ti como podría hacerlo", "no apostaré por ti".


  • Me preocupa porque no sé cómo serán elegidos los "ronderos urbanos" y, de manera particular, los jefes de esos ronderos. ¿Serán los vecinos de la zona autoorganizados, tal como cualquier grupo vecinal puede hacerlo hoy?, ¿quién elegirá al jefe?, ¿será por votación?, ¿quién supervisará esas elecciones?, o, tal vez, ¿jefes y "ronderos urbanos" serán designados a dedo?


  • Me preocupa porque no queda claro a quién van a rendir cuenta ni cómo van a hacerlo. Dicho en otras palabras, cómo van a engarzarse en los eslabones de la maquinaria estatal. Si el Estado les provee de vehículos y motos, ¿a quién rendirán cuentas sobre su uso y mantenimiento o del gasto del combustible?, ¿podrán los "ronderos urbanos" intervenir a cualquier persona a su criterio?, ¿qué pasará si capturan usando violencia a un supuesto "delincuente"?, ¿qué pasará si lo dejan herido?, ¿quién pagará los costos médicos?


Más aún, si les dan armas (¡muy peligroso!), ¿quién controlará su tenencia?, ¿quién controlará su uso y bajo qué protocolo? Si disparan ¿a quién rendirán cuenta?, ¿explicarán por qué y si era razonable hacerlo?, ¿qué pasará si pierden o les roban el arma?, ¿El Estado los tratará igual que a los policías que hasta tienen miedo de disparar porque ni la PNP ni el Estado los defenderá por haber usado su arma?


  • Me preocupa porque implicará un costo que será asumido por el Estado (o sea, por mí). Los uniformes, vehículos, gasolina, etc. cuestan. Además, tampoco queda claro si será una actividad remunerada o no y, ya sabemos, sólo un grupo minoritario de ciudadanos paga sus impuestos , pues hay una gran brecha de informalidad.


  • Me preocupa porque no sé si los "ronderos urbanos" tendrán acceso a información personal: dónde vivo, cuántos viven en mi domicilio, en dónde trabajo al igual que el resto de mi familia o dónde estudian.


  • Me preocupa porque no sé si los "ronderos urbanos" serán necesariamente los "vecinos organizados" de la zona que patrullen o si, por el contrario, un rondero de cualquier lugar podrá ir a cualquier vecindad. De ocurrir esto último, generará que estos ronderos -personas ajenas a la vecindad- conozcan con el respaldo del Estado los hábitos de los vecinos en donde desarrollen su ronda y, si consideramos que puede no haber criterios, o estos ser laxos, para la selección de los "ronderos urbanos" o para el control de sus actividades -a lo que podemos sumarle que podrían portar armas- todo ello se presta a facilitar actividades violentas o criminales.


  • Me preocupa porque no sé si las "rondas urbanas" serán impuestas. ¿Qué pasará si en mi distrito o vecindad no queremos "rondas urbanas", ¿igual vendrán "rondas urbanas" organizadas desde otro lugar?


Yo estoy en contra de las "rondas urbanas". No le veo sentido. Las rondas campesinas tienen sentido en un marco de lucha contra la subversión, de hecho, muchos ronderos han puesto su vida en ello. Pero, en las ciudades me parece algo absurdo como respuesta ante la inseguridad ciudadana. Insistir en ellas me huele mal; me lleva a sospechar que las "rondas urbanas" se formarán con una intención oculta pero deliberada; ya lo he dicho, incluso me hace evocar a Venezuela, con una fuerza paramilitar favorable al gobierno.


La respuesta del Estado ante la inseguridad ciudadana debe ser mejorar/fortalecer a la PNP y al Serenazgo. Estoy de acuerdo con permitir las patrullas de vecinos que se autoorganizan como medida de ayuda a la seguridad en su vecindario, estas ya existen, pero sin dotarlas de logística ni -mucho menos- de armas.


75 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

ECONOMÍA

Comments


bottom of page